El llamado orgasmo cervical

Dicen que es uno de los orgasmos más intensos que puede experimentar una mujer. Acá te contamos de qué se trata y  cómo puedes alcanzarlo.

Por Jessica Ramos Valenzuela

El cérvix o cuello uterino es la parte inferior del útero y conecta las partes bajas y altas del aparato reproductor femenino. Se ubica en el fondo de la vagina y según se dice a través de su correcta estimulación se pueden conseguir orgasmos intensos.

Suena algo extraño y alocado, porque cabe preguntarse ¿cómo estimulando el cuello uterino vamos a sentir placer? Es más, es posible que algo así nos pueda provocar más dolor que placer. Pero los entendidos en la materia, aseguran que sí se puede, a través de una penetración profunda y a través de una posición correcta.

La postura que podría ayudarnos a conseguir esto es la popularmente llamada la del “perrito”, de esta manera se logra una penetración más profunda e intensa. Ahora, es muy importante que conozcamos muy bien nuestro cuerpo y que nuestra pareja, también sea gentil, generoso y por cierto, atinado, ya que una cosa es una penetración profunda, y otra muy distinta es una penetración violenta y torpe y eso sí que duele.

De hecho los expertos aseguran que el orgasmo cervical en una mujer es sólo comparable a la intensidad del orgasmo que un hombre puede experimentar cuando su próstata es estimulada, el famoso Punto P.

También se dice que este tipo de orgasmo es mucho más intenso y prolongado, que conecta todo el cuerpo y que también se puede conseguir un orgasmo estimulando el clítoris, la vagina y el cérvix a la vez. Pero para esto, es vital la conexión y la habilidad de comunicación que se tiene con la pareja para poder ir guiándolo y para que la experiencia sea realmente reveladora y placentera para ambos.

Otra forma para guiarlo es que primero introduzcas tus dedos y hagas movimientos circulares hasta encontrar el punto clave. Cuando sientas que estás a punto de alcanzar el orgasmo, puedes decirle a tu pareja que te penetre y anda guiándolo para que haga movimientos suaves y también intensos.

Jessica

Comentarios via Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *