El Corsét

El corset es sin lugar a dudas la prenda de lencería fina femenina con la historia erótica más larga El principal objetivo era disminuir el contorno de la cintura dejándola como muchos llaman “cintura de avispa” la que es deseada por todas las mujeres y además tiene como objetivo hasta el día de hoy resaltar el busto, aumentando su atractivo sexual. Su incorporación al vestuario femenino es de fines del siglo XVIII. Se extendían desde el busto a la cadera, aunque también los había cortos hasta la cintura, se amarraban con lazos por la espalda. La postura del corset era una tarea que requería -al menos- de dos personas: la primera, la que lo usaba, y la segunda, la que tiraba fuertemente de los lazos hasta alcanzar la cintura de avispa deseada. Cuando la mujer en cuestión tenía unos cuantos kilos de más, hacía falta otro par de manos que tirara de uno de los lazos por un lado, mientras que la otra tiraba desde el otro extremo.

Los varones tampoco quedaron ajenos al boom del corsé. Los corsés masculinos tenían la función de moldear la figura y otorgar “apariencia”. Y eran exclusivamente usados por la aristocracia, convirtiéndose en una prenda que resaltaba las diferencias sociales. Se llegaron a fabricar corsés para niños, pero los daños que su estrechez causaba a la forma de los huesos término con su uso.
No por nada el corsé era al mundo occidental lo que el vendaje de pies fue a la cultura oriental. Pero, a pesar de las incomodidades, recién en 1916 aparecerá el sostén, prenda que relevó al corsé a la categoría de lencería erótica.

 

¿Cómo saber si llevas el sostén correcto?

Ponerte el sostén indicado te ayudará a realzar tu escote, además hará que luzcas mejor tus prendas.
Para saber si usas el sostén indicado acorde a tu figura, este debe reunir los siguientes requisitos:
• En el minuto de abrochar la parte de la (espalda) debe quedar al mismo nivel que la parte delantera.
• La copa debe abarcar todo el seno debe es como si fuera una segunda piel y no quedar suelto ni formar bolsas.
• Los tirantes del sostén bajan rectos, y por ningún motivo deben comprimir el hombro..
• El aro del sostén reposa plano bajo el busto adaptándose al tórax sin dar la sensación de quedar suelto o volando sobre el pecho.
• Si sigues estas simples instrucciones
• No te molestara, ni te dejara marcas en la piel te sentirás de lo más cómoda con él.

Penélope Cruz posa en Lenceria para Vogue y GQ

Hermosa, Penélope Cruz posa para la ropa interior de dos revistas

Protagonista de Piratas del Caribe, la actriz ha posado para la revista Vogue y GQ en lenceria

 

Lenceria, ropa interior, la importancia para las mujeres

Las mujeres tienen la ventaja y el derecho de elegir la ropa interior y esto está directamente relacionado con la comodidad y el bienestar. Es ideal también el no respetar los límites y sin duda  realzar las curvas que ellas tienen. Lo que se indica a la hora de comprar ropa interior es probar  varias marcas y modelos diferentes y llegar a sentir el producto  dándole  forma al cuerpo, que se sientan cómodas esto permite que la mujer se sienta aún más hermosa. La ropa interior ayuda a corregir algunas fallas, apreciar el cuerpo, que sienta la comodidad pero sin dejar de lado la sensualidad.

Hay una gran variedad de ropa interior, como así también diferentes colores, telas, modelos y tamaños. El truco está en elegir la ropa interior con la que se sientan más hermosas y cómodas, ya que esto mejorará aún más su cuerpo marcara la diferencia a la hora de vestirse.

En la actualidad el mercado tiene una gran área dedicada a los productos de ropa interior que es perfectamente apropiado para el tipo de ropa que se utilizará y el lugar donde lo lucirán. La ropa interior puede ser algo mágico, porque pueden aumentar los senos, reducirlos, también hay ropa interior que aumentan y paran los  glúteos. La mujer debe tener en cuenta al comprar  lencería su tipo de cuerpo, su piel y cuál es la situación a utilizar.

En un evento formal la ropa interior ideal a utilizar es la de color piel y también la ropa transparente. La moda actual es out wear, donde se ha trabajado con muchos modelos, telas y colores diferentes, tejidos con lycra, los sostenes sin tirantes de silicona transparente o incluso las removibles. Para aquellas mujeres que  tienen los pechos grandes optan por los sostenes con tirantes y el lado más amplio. Sosten con Push Up estrecha y aumenta los senos, el estilo de la corsetería es comprimir el exterior de los muslos y el abdomen, así como ocultar las grasas no deseadas.

Aprenda más acerca de la ropa interior erótica

Las piezas de lencería erótica son los más atractivos para el uso íntimo que usted le quiera dar.
Es claro para todos que es lo que realmente se desea. Generalmente, se utiliza el cuero, látex, encaje más las transparencias de tul en la búsqueda de la sensualidad.

La ropa interior es fetiche erótico y la fantasía sexual está en la mente todo el pueblo, por lo tanto la ropa interior erótica también puede ser trajes, que van desde enfermeras a lo que su imaginación la lleve. Y no se olvide que para hacer una completa visión erótica es esencial mezclarla con un maquillaje de ojos y lucirá muy hermosa con unos zapatos de tacón alto.

El cuidado que debes tener con tu lencería.

Alguna vez escuchaste decir a tu abuelita que nadie debe más que uno mismo lavar la ropa interior y es sin lugar a dudas el muy buen consejo.
*La lencería se puede lavar a máquina. Siempre y cuando lo diga la etiqueta.
En este caso siempre se debe proteger dentro las bolsas de red que son especiales para lavarropas. Si la prenda es de color o de tejidos sedosos o con encajes, lo mejor es lavarla a mano. En este caso conviene dejarla remojando, en agua tibia con un jabón delicado, sólo unos minutos, luego frotar con suavidad las partes que se encuentren más sucias y enjuagarla muy bien (esto es importante porque el jabón residual arruina las fibras elásticas).
Es recomendable jamás usar agua muy caliente porque deteriora las fibras elásticas ni dejar las prendas largo tiempo en remojo porque pierden su color y su forma.
No lavar prendas de colores junto con otras prendas blancas o de colores claros.
Las medias y así también las panties duran mucho más si se lavan cada vez que se usan, a mano y con jabón suave, evite echarlas a la lavadora.
Los sostenes con rellenos, push-up o relleno deben lavarse siempre a mano y hay que darles su forma original al colgarlos para que no queden marcados. Se guardan colocando una copa dentro de la otra para que no se aplasten.
Jamás deben estrujar las prendas, sólo dejarlas escurrir y después colgarlas.
Es conveniente estirar a lo largo las camisetas y los bodies, antes de colgarlos doblados por la mitad, para que conservar su forma original.
Nunca se plancha la ropa interior a menos que sea de puro algodón y en ese caso no debe usarse la plancha muy caliente para proteger los tejidos elásticos. Por el mismo motivo no secar al sol, en secarropas o sobre estufas.

¿Sabias cual es la función que cumple la lencería erótica?

Lencería Erótica:
La lencería erótica hoy en día forma parte de muchos relatos e historias eróticas y donde la lencería estimula las fantasías sexuales enriqueciendo la sexualidad tanto en mujeres como así también en los hombres.
Partamos de una regla básica y natural.
Que nos dice que seduce lo que no se ve pero a su vez estimula lo que se insinúa.
Esta es la función que cumple la lencería.
Adornar y hacer intuir las dotes sexuales de una mujer sin la necesidad de enseñarlas.

Historia de lenceria femenina

Historia de la ropa interior femenina

En estos tiempos exhibir el cuerpo femenino es sin lugar a dudas un método muy utilizado por todos incluyendo medios de comunicación, publicidad, y en las vidrieras se pueden ver todo tipo de lencería para diferentes ocasiones.
En fin esta a la vista de todos.

Hay una mayor exposición del cuerpo.
Se da tanta importancia que hasta nos hacen creer que es más importante que lo que tienen en la cabeza.

Esta exposición del cuerpo de la mujer nos hace preguntarnos.
Sobre la historia de la lencería o ropa interior.

La vestimenta en cada sociedad y en cada época es reflejo de la moral, la religión y la política.
Es el reflejo del poder de la mujer en una época dominada por hombres.
Antiguamente las mujeres no usaban nada bajo sus ropas.
Favoreciendo así la libre sexualidad.
En la antigua Grecia y en Egipto, se daba por el uso de las joyas, por el maquillaje y los perfumes que las féminas utilizaban.
No por exhibir de manera tan abierta el cuerpo ni por la lencería ya que en la antigüedad no se usaba.
La camisa
En la edad media se convirtió en la única lencería utilizada.
En la época medieval la iglesia manda a las mujeres a comprimirse los pechos debajo de la camisa para borrar cualquier signo de femineidad.
Estas camisas eran blancas por una cuestión de higiene, de esta manera podían hervirse ya que era lo que se acostumbraba en la época.
Las camisas tenían escotes y adornos los que las mujeres dejaban ver por debajo del vestido y así despertar el deseo en los hombres.
En el renacimiento la tela utilizada para la confección de las camisas era la seda y poder entregarle mayor delicadeza a esta prenda.

¿Alguna vez te has preguntado porque nos gusta tanto disfrazarnos?

En más de alguna ocasión alguien debe haberte invitado a una fiesta de disfraces o has tenido la curiosidad de hacer o ir a alguna.
A muchas personas les gusta disfrazarse y para esto cualquier fecha en el año es una buena excusa para una entretenida fiesta de disfraces.
Esta atracción por los disfraces se ejerce tanto por Adultos como por niños.
¿Será una costumbre nueva?
A decir verdad el Disfraz es casi tan antiguo como el mismo concepto de las fiestas.
Disfrazarse es utilizado desde un principio con fines diversos.
Se asume que sus orígenes son religiosos, bajo la idea de representar a alguien que se admira o sentir una comunicación con un ser superior.
La idea de representar o convertirse en.
Da origen a una necesidad muy entretenida del ser humano y a una capacidad de trasladarse a un cuerpo distinto.
Ser Literalmente un personaje diferente y saborear las nuevas sensaciones que esto provoca.
Si esto lo llevamos al escenario de la intimidad.
Cumplir las fantasías que tenemos.
Es un motivo importante para romper con la rutina en la vida de hoy en día.

SAbias que hay hombres que se preguntan:

Porque a las mujeres no les agrada usar lenceria erótica, disfraces, o tacones que las hagan ver más sensual y osadas
Lencería que estilice su figura.
Ropa interior que las deje ver y sentir sexys.
Se incomodan cuando un hombre les pide que usen algo distinto, que les permita tener un poco de sabor diferente.
Porque no experimenta con algo que solo las hace ver hermosas.
Si perteneces a este grupo de mujeres tal vez ya es hora de que intentes cambiar.
Ya sabes que a los hombres les encanta verte y sentirte sensual.