Así es el sostén ideal

Te entregamos las características que debe tener tu sostén para que entregue un buen soporte.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Elegir un buen sostén no es tarea fácil, ya que muchas veces nos dejamos llevar solo por el diseño o el color y al final del día el sujetador no hace justicia a nuestro busto. Es por esto que acá te entregamos un par de sugerencias que debes tomar en cuenta a la hora de comprar esta prenda.

1-Conocer tu talla real

Por obvio que parezca, hay estudios que indican que el 80% de las mujeres la desconoce. Una de las razones que se da esto es porque se piensa que una vez llegada a la edad adulta, la talla de sujetador no cambia, pero la verdad es que sí va cambiando de acuerdo a las etapas de la mujer, por ejemplo, al bajar o subir de peso, cambios hormonales, lactancia, embarazo, menopausia, etcétera. Para conocer tu talla real lo mejor es medir tu busto con un sostén puesto. Para que tengan una idea, 75 centímetros corresponde, por ejemplo, a una talla 34.

2-Primer broche

Otro buen indicador es que cuando te pruebas un sostén éste debe quedar perfecto abrochándose en el primer broche y no en el último, porque cuando es necesario hacerlo en el último, implica que el sostén no es de tu talla.

3-Nivelado

El sostén debe quedar nivelado es decir la parte delantera con la parte trasera, cuando el sostén se sube en la espalda es un indicador que no es el ideal para tu busto.

4-En su lugar correcto

El sostén ideal no debe correrse aunque subamos los brazos, nos sentemos o nos movamos mucho. El sujetador debe quedar en su lugar, esta recomendación va en especial para aquellos sin tirantes, ya que muchas mujeres creen que es normal que este diseño sea incómodo y que se corran, cuando no es así, porque cuando esto sucede implica que el sujetador no es de tu talla.

 

 

Jessica

Comentarios via Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *